Tributación de indemnización por rescisión del contrato de arrendamiento de local

Una S.C.P. (sociedad civil privada) tenía alquilado un local y cobra una indemnización por rescindir el contrato de arrendamiento. ¿Qué impuestos tendrá que liquidar de la indemnización cobrada? ¿Debe incluirse en la renta de los socios esta indemnización y liquidarse el Impuesto sobre el valor añadido?

Respuesta

Se analizan los dos impuestos por separado:

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Con referencia a la tributación de las rentas obtenidas por la sociedad civil privada, el artículo 86 de la Ley35/2006 (LIRPF) dispone que: “las rentas correspondientes a las entidades en régimen de atribución de rentas se atribuirán a los socios, herederos, comuneros o partícipes, respectivamente, de acuerdo con lo establecido en esta sección 2ª”. Y por su parte, el artículo 88 añade que “las rentas de las entidades en régimen de atribución de rentas atribuidas a los socios, herederos, comuneros o partícipes tendrán la naturaleza derivada de la actividad o fuente de donde procedan para cada uno de ellos”.

Entrando a analizar la operación de rescisión de contrato y la naturaleza de las rentas derivadas de la citada operación, constituyen ganancias patrimoniales, en general, todas las indemnizaciones que no estén exentas o que no se encuentren sujetas a otros conceptos del impuesto. En el presente caso, tal como señalala DGTen consultas como la nº V1688-08 o V0234-08, la percepción por el arrendatario de un inmueble de una indemnización por la resolución del contrato de arrendamiento supone una alteración en la composición del patrimonio que da lugar a una ganancia patrimonial, de acuerdo con el concepto del artículo 33.1 dela LIRPF. Elimporte de dicha ganancia, según la letra b) del apartado 1 del artículo 34 de la citada Ley, será la cantidad percibida por el arrendatario como consecuencia de la resolución del contrato.

En consecuencia, la ganancia patrimonial obtenida porla S.C.P. se atribuye a los socios según las normas o pactos aplicables en cada caso y, si éstos no constan ala Administración Tributariaen forma fehaciente, se atribuye por partes iguales (Art.89.3 LIRPF).

Finalmente, conviene destacar que al tratarse de un local, entendemos que el inmueble estaba afecto al desarrollo de una actividad económica, en consecuencia, no resultan aplicables los coeficientes de abatimiento dela Disposición Transitoria9ª dela LIRPF.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Tal como señalala DGTen su consulta V1719-07, de acuerdo con lo establecido en el artículo 4, apartado uno dela Ley37/1992 (LIVA), estarán sujetas al citado tributo las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el ámbito espacial del Impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional.

Por su parte, el apartado dos del citado artículo 4, dispone que: “se entenderán, en todo caso, realizadas en el desarrollo de una actividad empresarial o profesional:

  1. Las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por las sociedades mercantiles.
  2. Las transmisiones o cesiones de uso a terceros de la totalidad o parte de cualesquiera de los bienes o derechos que integren el patrimonio empresarial o profesional de los sujetos pasivos, incluso las efectuadas con ocasión del cese en el ejercicio de las actividades económicas que determinan la sujeción al Impuesto”.

A estos efectos, el artículo 5, apartado uno, letra c) de la misma Ley, establece que se considerarán, en todo caso, empresarios o profesionales a quienes efectúen una o varias entregas de bienes o prestaciones de servicios que supongan la explotación de un bien corporal o incorporal con el fin de obtener ingresos continuados en el tiempo, teniendo en particular esta consideración los arrendadores de bienes.

El artículo 11, apartado uno dela Ley37/1992 declara que, a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, se entenderá por prestación de servicios toda operación sujeta al citado tributo que, de acuerdo con dicha Ley, no tenga la consideración de entrega, adquisición intracomunitaria o importación de bienes.

La resolución anticipada del contrato de arrendamiento del local de negocios objeto de consulta constituye una renuncia a sus derechos por parte del arrendatario que tiene la consideración de prestación de servicios sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido.

El artículo 78 dela Leydel Impuesto, preceptúa que la base imponible de dicho tributo estará constituida por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo procedentes del destinatario o de terceras personas.

Por su parte, el apartado tres, número 1º de dicho artículo 78, prescribe que: “no se incluirán en la base imponible las cantidades percibidas por razón de indemnizaciones, distintas de las contempladas en el apartado anterior que, por su naturaleza y función, no constituyen contraprestación o compensación de las entregas de bienes o prestaciones de servicios sujetas al Impuesto.”

Lo expuesto en el párrafo anterior no sería aplicable al supuesto objeto de consulta, dado que la indemnización percibida por el arrendatario constituye la contraprestación o compensación de una prestación de servicios sujeta al Impuesto, consistente en la restitución de la posesión del inmueble a su propietario.

Por lo tanto, está sujeta y no exenta del Impuesto sobre el Valor Añadido la renuncia a sus derechos por parte del arrendatario del local de negocios objeto de consulta, cuya contraprestación consiste en la indemnización a satisfacer por el arrendador, devengándose el Impuesto cuando se presten, ejecuten o efectúen las operaciones gravadas, tal y como dispone el artículo 75.Uno.2º de la Ley 37/1992.

Adicionalmente, en el presente caso, al tratarse de una Sociedad Civil Privada, conviene recordar que el sujeto pasivo es la propia S.C.P., pues tal como señala el artículo 84.tres de la LIVA, “tienen la consideración de sujetos pasivos las herencias yacentes, comunidades de bienes y demás entidades que, careciendo de personalidad jurídica, constituyan una unidad económica o un patrimonio separado susceptible de imposición, cuando realicen operaciones sujetas al Impuesto”. Es decir, a diferencia de los rendimientos que se atribuyen a los impuestos personales de los socios (IRPF, IS o IRNR), en el IVA, en cambio, tributa la propia S.C.P. como sujeto pasivo.

Normativa Aplicada

  • Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobrela Rentade las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobrela Rentade no Residentes y sobre el Patrimonio, artículos 33.1, 34, 86, 88, 89.3 y Disposición transitoria 9ª.
  • Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, artículos 4, 5, 11, 75,78 y 84.